World Of Warships No Sigais Estos Consejos (b286e09)

Activar la barra lateral
Mundial de buques de guerra – No sigais estos consejos: Destructores
Los destructores son como mosquitos que zumban entre martillos: escasos puntos de vida, un blindaje fino, pero increíblemente maniobrables y con suficientes torpedos para sacar la mismísima Luna fuera de su órbita. Si se puede evitar la aglomeración, conseguiréis frustrar considerablemente a las fuerzas enemigas. Tal vez no os sorprenda saber que los destructores están entre los navíos que menos duran en las batallas de World of Warships. ¡Si vuestro objetivo es convertiros en un capitán de destructores legendario, tendréis que descartar todos estos malos consejos!
Mal consejo: Manteneos a salvo en segunda línea detrás de vuestra flota y lanzad torpedos hacia donde creéis que debería estar el enemigo.
¡No seáis de esos! No os imagináis lo importante que es esta primera lección. No disparéis torpedos si no estáis totalmente seguros de que no hay ningún barco aliado que se pueda cruzar con su trayectoria. Para empezar, no hay razón para desperdiciar torpedos si el enemigo no se encuentra dentro del rango máximo al que le pueden golpear y dañar.
En el mejor de los casos, sencillamente se hundirán a un kilómetro de vuestros enemigos y de paso les anunciarán vuestra presencia; porque sabemos que allá donde hay torpedos, también hay un destructor, ¿verdad? En el peor de los casos, alguien de vuestro equipo que esté enzarzado en un feroz duelo de artillería a unas pocas millas los absorberá entre las risas de vuestros enemigos.
Y para terminar, esto es bastante importante, así que preparad vuestro cuaderno y copiad cien veces: «Un torpedo no es menos peligroso por proceder de un barco aliado». Vengan de donde vengan, los torpedos perforan y hunden lo que golpean. ¡Así que tomáoslo con cierta calma!
Mal consejo: ¡Los destructores son los barcos más rápidos, así que tienen que llegar primero a los puntos de captura y enfrentarse a cualquier enemigo que intente quitárselos!
Suena lógico, No? Bueno, una parte es verdad. Los destructores son la clase de barcos más rápida del juego (aunque algunos cruceros están cerca), y probablemente sean los mejores candidatos para tareas en vanguardia, PERO (y es un gran pero) no necesitan entrar en batalla a toda velocidad. Un destructor hundido no causa daño. Enfrentarse al enemigo sin apoyo es una forma segura de terminar en las profundidades. Un objetivo primario de cada partida debería ser sobrevivir hasta el ultimate mientras contribuís de todas las maneras posibles.
Los destructores son buenos exploradores por varias razones. En primer lugar, los destructores son de hecho más difíciles de detectar que otros barcos. ¡Aprovechad esta ventaja! Revisad vuestro rango de visibilidad en la ventana de estadísticas del vehículo en el puerto. En segundo lugar, son pequeños y pueden moverse de un lado al otro como nadie (¿recordáis la comparación con un mosquito?). Esto significa que pueden desplazarse a una posición desconocida en aguas abiertas y tener una buena oportunidad de evitar el fuego enemigo si siguen maniobrando. En tercer lugar, ¡el humo! Sí, la pantalla de humo que podéis lanzar os ocultará junto a vuestros aliados cuando realmente lo necesitéis.
Una de las mejores cosas que podéis hacer con vuestra velocidad es lanzaros al apoyo de aliados a punto de ser superados. Tenéis suficiente potencia y un radio de giro lo bastante reducido como para reforzar un flanco débil a varios sectores de distancia. Permaneced siempre alerta para ver dónde son más necesarios vuestros servicios.
Mal consejo: No os molestéis en usar vuestros cañones principales, concentráos solo en lanzar torpedos al enemigo.
mmmm, no exactamente… Aunque la mayoría del daño proviene de las salvas de torpedos que pueden lanzar los destructores, también es importante usar los cañones. Solo recordad que los proyectiles de alta explosión pueden causar incendios y destruir módulos. Los proyectiles AE son la perdición de los portaaviones. Una cubierta en llamas significa que los aviones no pueden aterrizar ni despegar.
Sin embargo, los destructores japoneses son mejores torpederos que sus homólogos estadounidenses, esos grandes pistoleros… así que tenéis que saberos la lección. Además, no olvidéis que al disparar vuestros cañones os detectarán a una distancia mayor que si os mantenéis en silencio. ¡Hay que tomar decisiones!
Mal consejo: ¡Mirad este armamento antiaéreo que dispara hacia arriba! ¡Vamos a usarlo contra los aviones que tanto molestan!
No. Sencillamente no. En serio, desactivadlo pulsando la tecla «P». Salvo que haya un escuadrón enemigo sobrevolándoos dispuesto a bombardearos, cazas extremadamente molestos pululando alrededor de vosotros para que los enemigos conozcan vuestra posición en todo momento, lo mejor que podéis hacer es desactivar vuestro armamento antiaéreo. Al atronar la batalla con vuestros cañones antiaéreos, lo único que conseguís es señalar al enemigo vuestra posición exacta; y todos sabemos que un destructor detectado tiene los minutos contados en la batalla.
Mal consejo: Acercaos lo máximo posible antes de lanzar torpedos.
Aquí tenemos el otro extremo. También negativo. Ni se os ocurra. Acercarse demasiado es una buena forma de terminar destruidos. Otras clases de barcos tienen un armamento secundario que literalmente os hará pedazos en distancias cortas, por no mencionar que todos los zigzags que podáis hacer serán mucho menos útiles. Sí, puede que resulte más fácil darle a vuestro objetivo, pero probablemente también sea el closing de vuestra participación en la batalla u os acerque más al él.
Un capitán de destructor astuto busca oportunidades en las que resulte difícil esquivar ataques de torpedos, como los pasadizos angostos entre islas. Echad un vistazo a la siguiente imagen:
En los niveles más altos, especialmente en el caso de los destructores japoneses si os ocultáis con humo, el alcance de vuestros torpedos es en realidad mayor que la distancia a la que sois visibles. ¡Eso quiere decir que podéis estar a la distancia justa para disparar torpedos sin que el enemigo os detecte jamás! De nuevo, revisad el alcance de vuestros torpedos y vuestra distancia de detección en la ventana de estadísticas mientras estéis en el puerto para encontrar esa zona mágica.
Y con esto concluye otra edición de No sigáis estos consejos, después del episodio que desvelaba cómo no jugar con portaaviones. ¿Qué pensáis? ¿Creéis que os podréis empapar de estos brillantes consejos (sentido común) como si de una ola gigante se tratase? ¡No dejéis de revisar el foro para acceder a muchas más guías, consejos y trucos creados por jugadores!
Nota de Bronco: Texto entero sin modificaciones de un artículo authentic de la página oficial europea:
Introduce aquí tu comentario…
Introduce tus datos haz clic en un icono para iniciar sesión:
Correo electrónico (La dirección no se hará pública)
Nombre
Web
Recibir nuevas entradas por e mail.
Navegador de artículos
Buscar:
A %d blogueros les gusta esto: